Patatas fritas de bolsa: Cómo hacer que vuelvan a estar crujientes

Reconozcámoslo, los domingos de invierno, se crearon para fusionarnos con el sofá, Netflix y nuestra bolsa de patatas fritas favorita. Y si es un día de lluvia, todavía más. No hace falta salir de casa para disfrutar de un planazo. Al fin y al cabo, después de una semana de trabajo, nos hemos ganado no hacer absolutamente nada más que descansar.

Pero no me dirás que no te ha pasado en más de una ocasión, que cuando ya has elegido película y estás tan a gusto en el sofá, te metes la primera patata frita en la boca y resulta que está revenida, blandurria… Pues bien, hoy os vamos a enseñar a que esas patatas fritas de bolsa que dejáis abiertas varios días, aunque las cerréis, vuelvan a estar tan crujientes como recién compradas. ¡Se acabo desperdiciar tus snacks Celigüeta!

PATATAS FRITAS CRUJIENTES: PASOS A SEGUIR

Pon en un plato las patatas fritas que tenias abiertas. Si son muchas, hazlo en dos veces.

Mete el plato en el microondas durante 30 segundos, más o menos.

Deja enfriar las patatas fritas.

 ¡TACHÁN! La humedad de tus patatas fritas habrá desaparecido y volverán a estar tan crujientes como cuando abriste la bolsa.

Si tienes mucha cantidad de patatas fritas o prefieres no usar el microondas, también puedes utilizar el horno. Pones todas las patatas en la bandeja y horneas a 175ºC durante 10 minutos.

 

¡Cualquier truco es bueno para aprovechar tus patatas fritas Celigüeta! ¿Te animas a probarlo?

 

facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail